Alcalde

Eduardo Abraham Gattás Báez

A partir del primero de octubre de 2021 Victoria vive una etapa de esperanza, de recuperar la confianza, el optimismo, la grandeza y dignidad que han caracterizado a la gente de nuestra ciudad capital.
 
Por ello, tengo el firme compromiso y propósito de dirigir un gobierno municipal que sea el eje para transformar la situación de las familias victorenses y la vida pública del municipio; mediante la implementación y aplicación de políticas públicas que tengan en su centro a las personas y su bienestar, en las que el gobierno municipal sea un genuino servidor de la población, único mandante que reconocemos.

En esta nueva etapa estamos trabajando ya para fortalecer la vocación agrícola y ganadera; educativa, de salud, gobierno, servicios, comercio, industria y turismo de Victoria, en sólida alianza con los productores rurales, el magisterio, personal de salud, comerciantes, empresarios, trabajadores, amas de casa, y con las instituciones de los sectores público, social y privado, para que nuestra ciudad recupere su actividad económica y social, y consolide su condición de digna capital del estado.

Nuestra meta es ubicar al municipio en el sitio de honor que su destino le guarda, acompañados, sociedad y gobierno, en la consecución de nuestras más legítimas metas y objetivos, con el entusiasmo, decisión y fortaleza que distinguen a los hombres y las mujeres victorenses.

Mi compromiso como Presidente Municipal, es llevar bienestar y progreso a la población rural y urbana del municipio; y tenemos prisa, por lo que no perderemos ni un instante, pues estamos conscientes de que la sociedad espera mucho de nosotros.

Estamos trabajando para proporcionarte los servicios públicos a que tienes derecho.
 
Queremos que la población se sienta orgullosa de vivir en esta tierra de oportunidades, para ello, hemos integrado un equipo de trabajo con los mejores hombres y mujeres al servicio de la ciudadanía, que te traten con respeto y dignidad, para que juntos, construyamos el ambiente se seguridad, paz y armonía social que nos permitan alcanzar nuestras metas personales y colectivas. 

En este capítulo histórico de Victoria, tú y tu familia son lo más importante para mi gobierno.

Empeño mi palabra de honrar tu confianza y apoyo, para que juntos avanzaremos hacia la grandeza.

Es un orgullo haber nacido y crecido, y vivir en esta pródiga tierra que con tanto esfuerzo y sacrificio nos legaron nuestros ancestros; hoy tenemos el deber de dejar una Victoria con bienestar, progreso y desarrollo a nuestros hijos y a las generaciones por venir.

Muchas gracias.

Ir arriba